Que
  • Arte & Cultura
  • Aventura
  • Bares & Discotecas
  • Entretenimiento
  • Eventos
  • Hospedaje
  • Playas
  • Restaurantes
  • Salud & Belleza
  • Servicios
  • Shopping
  • Turismo
Donde




HOSTERÍA ENTRE LAS MONTAÑAS

Un majestuoso camino se abre al abandonar la carretera. Centenarios árboles dan la bienvenida a turistas nacionales y extranjeros a un místico lugar cuya historia se siente en el ambiente. En este rincón de la sierra, la hospitalidad de sus dueños es el fiel reflejo del abolengo que encierran sus muros.

La Cienega

El olor a campo y la maravilla del entorno entretienen nuestra llegada. En la entrada reposan campanas que datan de 1764, encargo del Marqués de Maenza, Caballero de la Orden de Calatraba, en una de las cuales está la imagen de la Virgen del Rosario, protectora de la hacienda en dos erupciones del Volcán Cotopaxi y fuertes terremotos que hace varios siglos sucedieron en el sector.

La Cienega

Los turistas extranjeros se maravillan ante la singular decoración lograda en base a antiguas herramientas agrícolas que fueron usadas en la hacienda, las que junto a pisos, paredes y techos de piedra volcánica y pómez, proporcionan un toque muy especial a los ambientes. Leyendas de fantasmas son contadas en varios idiomas, sobre todo aquella que da cuenta del que habitó la habitación nueve. Así, cada huésped tiene una versión de su encuentro con este místico habitante y sus andanzas en obscuras noches de truenos por los históricos corredores.

La Cienega

La antigua fábrica de productos lácteos de la hacienda está convertida en una de las habitaciones más solicitadas por los huéspedes. El viejo troje, algo alejado de la casa principal, es un gran salón para eventos sociales y recepciones matrimoniales de nacionales y extranjeros. El salón principal, uno de los más grandes de la casa, está decorado con pinturas y objetos de gran valor histórico. Las chimeneas abrigan a los visitantes al caer la tarde y provocan entretenidas conversaciones entre extraños que comparten experiencias y terminan de grandes amigos.

La Cienega

La Ciénega es testigo de pasajes claves de la historia social, política y científica de Ecuador y el mundo. Generación tras generación ha sido habitada por personajes de gran fuerza que envolvieron sus paredes con un aura de romance y grandeza. Entre ellos, el sabio francés Carlos María de la Condamine, Luis Godín y Pedro Bouger, quienes llegaron a Quito en 1736 y decidieron alojarse en esta maravillosa Hacienda para estudiar al volcán Cotopaxi que entró en erupción tras 200 años de calma.

La Cienega

Décadas más tarde, en 1802, con el mismo propósito de estudiar el volcán, el Barón Alexander von Humboldt se hospedó en el tercer piso donde hoy se encuentra la suite que lleva su nombre y presenta un busto de tan ilustre personaje. Desde la colonia, y especialmente en la época libertaria, La Ciénega juega un papel protagónico en la historia ecuatoriana. Algunos de sus huéspedes son el gran Mariscal de Ayacucho, Antonio José de Sucre; presidentes de la época republicana como Juan José Flores, primer presidente de Ecuador; Gabriel García Moreno, Leonidas Plaza Gutiérrez, Galo Plaza Lasso, José María Velasco Ibarra y Camilo Ponce Enríquez.

La Cienega

Hostería La Ciénega recibe turistas de todas las edades. Chicos y grandes encontrarán su espacio para hacer aquello que más les atrae. Bien puede ser una lectura relajada junto a la chimenea, un paseo a caballo por el páramo, una aventura de pesca, o trekking por los hermosos campos circundantes. Y por si esto fuese poco, su gastronomía deleita hasta a los más refinados paladares con un menú lleno de alternativas para satisfacer los caprichos de huéspedes de varias nacionalidades. Todo está en orden, siempre a punto, pues la excelencia en servicios de atención al cliente es prolijamente supervisada por sus dueños.

La Cienega

Publicaciones nacionales e internacionales rinden tributo a esta legendaria hacienda, abierta hoy para disfrute de visitantes del mundo entero. La Revista Traveler de Condê Nast la describe como “poesía pura”; la publicación American Way invita a “una elegante hostería de lujo en la cordillera de Los Andes”; y el diario Miami Herald habla de “un ingreso bordeado por eucaliptos gigantes que deja sin aliento…”

¡Cómo no vivir la experiencia!

La Cienega

La Cienega





Calificanos y escribe tu opinión

Su calificación para esta publicación

angry
crying
sleeping
smily
cool
Buscar

Recomendamos que su opinión tenga un mínimo de 140 caracteres

building Reclamar propiedad: ¡Ahora! ¡Ahora!

Reclamar esta Publicación

Detalles Adicionales

  • Lavandería:Yes
  • Senderos:Yes
  • Calefacción:Yes
  • Cocina:Yes
  • Tipo de Dormitorio:Varios
Ver todo
  • Tipo de Propiedad:Hotel
  • Tipo de Camas:Confort
  • Ideal para:Todos
  • Televisión:Yes
  • Ideal para Grupos:Yes
  • Bueno para Niños:Yes




EnglishPortugueseSpanish